lunes, julio 23, 2007

De nuevo al veterinario

Aunque la cosa no parece muuy grave, pues Canela todavía no se mejora al 100%.

Después de un par de días, la oreja vuelve a inflamarse.

El viernes la llevamos de nuevo al veterinario, y despúes de hacerle el procedimiento necesario y aplicarle los medicamentos, le "entorchó" la oreja, que consiste en ponerle un vendaje para hacer presión, o algo así.

Se imaginarán que la pobre se siente muy achantada, como si estuviera regañada o hubiera hecho algo malo.

Los efectos secundarios: un 200% más de consentimiento que el normal, duerme con nosotros en la alcoba y suspira cada minuto.

En resumen, el fin de semana fue de pura atención para el perro.

Aquí pueden ver la oreja entorchada y la cara de sufrimiento de la pobre.
Y en esta segunda foto, se ve mejor cómo es el envoltorio de la oreja.


4 comentarios:

Carla dijo...

uy que carita que tiene Canela..espero se mejore pronto y que el vendaje que le han puesto en su oreja sea la solucion para que no se le vuelva a hinchar

anni dijo...

ijole, que malo que no se mejore del todo, ni modo amiga a seguir los cuidados al pie de la letra.

Mae dijo...

Y qué carita de pena que tiene. Cuidarla mucho:)
Besos

Loló dijo...

!!!Mi pobre Canelita, con esa orejita envuelta!!!, ya me imagino como está de malcriada, pero de todas maneras dale unos pochongos de mi parte.

Loló